viernes, 1 de agosto de 2008

Piel de melocotón

Suave y tierna, áspera al tacto del ingenuo. El sol amaneciendo sobre el puerto de Barcelona, el melocotón que solo aprecian los que no han perdido el manual de niñez.

1 comentarios:

Javi PuraVida dijo...

genial la explicación tio! me ha llegado.