lunes, 15 de diciembre de 2008

Lenguas ardientes


Cremoso porvenir el que os aguarda, llenando de tentaciones irracionales vuestra mente.
Supera todo lo invisible, arrasando las neuronas mientras os atravieso con mi espada.
Creo ilusiones que os mantienen engañados mientras os corroen sin que lo noteis.
Laminas frescas que aclaran vuestra visión y os llenan de felicidad las pupilas.
Mi nombre es legión, porque somos muchos, somos multitud.

1 comentarios:

loka666 dijo...

Nunca antes pude contemplar tan bien el fuego, ese que te quema al acercarte y al que más tarde regresas para saber si sigues vivo.
Una foto preciosa, sabias que cuando empiezo una barbacoa me quedo durante largos minutos observando las calidas llamas subir??? me encanta el fuego. me encanta su calor. Y me encanta quedarme ahi quieta... siempre observando....